¡NACIMOS PARA VENCER!

NI MALTRATOS, NI HUMILLACIONES, NUNCA MÁS !!!

Escríbenos a simeduco@yahoo.es; simeduco@hotmail.com. Síguenos en facebook y en twitter:@SIMEDUCO y visita nuestra página Web: simeduco.org.sv
REPRESENTACIÓN JUDICIAL Y EXTRAJUDICIAL: Secretario General, Licdo. Francisco Zelada: Tel. 76830292;
Secretario de Organización, Prof. David Ortega: Tel. 76830729;
Secretario de Conflictos, Licdo. Joaquín Orellana: Tel. 76829982.
DIRECCIÓN: Central de Trabajadores Democráticos CTD, 23 Calle Pte. Pje. 3, No.1216, Colonia Layco, San Salvador.
“Trabajo, Organización y Lucha por la dignidad del Magisterio”


martes, 10 de agosto de 2010

¿ES EL PLAN SOCIAL EDUCATIVO: VAMOS A LA ESCUELA LA CONTINUACIÓN DE LA EDUCACIÓN NEOLIBERAL? (2)





SIMEDUCO.
Vemos en los docentes salvadoreños, frente al nuevo plan de educación, una actitud de aceptación sin cuestionamiento y de rechazo sin razonamiento. Y nuestra aspiración es introducir racionalidad a la asimilación del mismo, como lo hemos dicho anteriormente. El hombre ideal del neoliberalismo es el ser humano poco reflexivo, acrítico, “light”, que no le interesa el pasado, que sólo vive el presente y no quiere imaginarse el futuro, porque ya hay otros pensando en eso. Castrado en su imaginación y creatividad, el hombre que vive para consumir, cuya aspiración en la vida es tener, no le interesa el ser. Carente de espiritualidad, creyente de algo que no sabe qué es, metido en una religiosidad manejada por el mercado en la que a Dios lo venden a diestra y siniestra, también en el centro dirían, algunos amigos. ¡Vaya hipocresía!




Los seres humanos, por naturaleza, no somos así, cuando nos dejan pensar por nosotros mismos, somos solidarios, amamos al prójimo, somos sinceros, honestos, humildes en el trato con los demás, etc. Es el neoliberalismo y el capitalismo los que pervierten las relaciones con los demás, es así como el hombre llega a ser lobo del hombre, es decir, cómo uno saca ventaja del otro.
En la segunda parte del plan hay una declaración antineoliberal, por cierto bien argumentada en la que se citan intelectuales de mucho respeto como el insigne Xavier Gorostiaga, sacerdote jesuita, quien fuera rector de la UCA en Nicaragua, caracterizado por su posición crítica a la globalización y el neoliberalismo. Lo nuestro no es caprichoso, ni antojadizo, es algo parecido a lo que le pasaba a René Descartes con su duda metódica, quien se negaba a aceptar algo como verdad hasta no ser sometido al juicio de la razón.


Pues, el plan está muy bien. Ahora hay que examinar su contexto, para ver sus posibilidades y su futuro. Y cómo no dudar si estamos rodeados de mentiras, de manoseos, de miedos infundados, de campañas y contra campañas para manipularnos y hacernos creer que algo es verdad siendo mentira, etc. Lo que más nos llena de duda es que el gobierno actual envía señales que son contradictorias. Por un lado hay un plan de educación que tiene como aspiración el romper con el neoliberalismo pero sigue entendiéndose y firmando préstamos con quienes han llevado al mundo a esta catástrofe medioambiental, crisis financiera, guerra por todas partes en un afán de lucro, como son los organismos internacionales propulsores de una segunda oleada de reformas neoliberales.


Pero además, este plan coincide con las contrarreformas educativas que se dan en todo el mundo las cuales son regentadas por organismos como la UNESCO y el Banco Mundial, cuyo propósito es allanar el camino para los negocios en educación de las empresas transnacionales.
Es muy posible que los actuales titulares de educación no estén interesados en hacerle favores a los neoliberales en su pensamiento estratégico, tal como se expresa en el plan, se propongan romper con la educación neoliberal, pero una cosa son los deseos y los propósitos y otra las posibilidades reales. Lo que uno sabe es que escapar a los designios de estos organismo no es tan fácil, y si se quiere enfrentarlos y romper con ellos hay que tener mucha voluntad y valor. Es más, disponen de tanto poder que con ellos se puede salir perdiendo, en una de esas campañitas que sólo ellos saben hacer y más.


Pero hay gobiernos en el sur de nuestra América que los han enfrentado teniendo éxito, no ha sido fácil el enfrentamiento, pero allí están. Es asunto de voluntad y de construcción de la correlación necesaria para resistir, enfrentar y romper. Bajo la tutela de estos organismos internacionales este plan no puede llegar muy lejos, a menos que se permita que se manosee por ellos y se aplique con la venia suya. Pero ya no sería este plan, estaríamos hablando de otra cosa. Este plan solo no puede alcanzar muchos logros, hay que hacer lo mismo en el área económica y los otros rubros del área social, porque el problema de la educación es parte de un problema general, y no se puede cambiar solo una parte, porque eso sería como ponerle un parche nuevo a un pantalón ya viejo y desahuciado.